Las energías renovables establecen sistemas eléctricos que se alimentan de recursos naturales, gratuitos e inagotables.

Decorar la vivienda de manera energética ha dejado por completo de ser incompatible en la actualidad, puesto que ya es posible realizarlo de manera económica y rentable para una familia media. El precio de los productos y materiales sostenibles poco a poco se va regularizando gracias a los cambios de hábitos de la población. Una mentalidad más verde y consciente de la importancia del ecologismo ha cobrado fuerza ante la sobreexplotación de recursos como el petróleo y los plásticos, causantes de la huella de carbono irreversible en el medio ambiente, sobretodo en los jóvenes. 

Con tal de mitigar los efectos de estas partículas nocivas, los expertos en el sector exploraron el campo de las energías renovables para establecer sistemas eléctricos que se alimentasen de recursos naturales, gratuitos e inagotables. Estas instalaciones no solo provoca que los jóvenes  consuman de manera más limpia la energía del hogar, sino que también consigue que se establezca un ahorro considerable en la factura mensual.

  • Apuesta por los sistemas domóticos

La domótica crea así el concepto de “casa inteligente” al que fácilmente se pueden adaptar cualquier persona. Se trata de un sistema que automatiza los diferentes aparatos electrónicos y electrodomésticos de la vivienda, que se pueden monitorear a través de un teléfono móvil o tableta electrónica, incluso desde la distancia. De este modo, el usuario puede programar, activar o apagar una lavadora para que a una determinada hora realice una función.

Trucos para ahorrar dinero en la decoración de tu vivienda

Entre sus ventajas más significativas destaca la posibilidad de controlar el hogar desde la distancia, sin depender de los dispositivos para encender o apagar sus funciones. Así, si se dispone de una tarifa de discriminacion horaria, no es necesario estar en casa para aprovechar las horas más baratas del kilovatio porque se puede organizar para que de manera automática la casa funcione en tu ausencia. De este modo, se ahorra electricidad.

Sin duda alguna, la domótica transmite seguridad y se encarga de aumentar el nivel de bienestar en la vivienda. Destacan algunas de sus aplicaciones:

  • Los sensores de movimiento, que permiten encender las luces en el momento en el que se detecta la presencia de alguien y se apagan a los pocos segundos de manera automática.
  • Los termostatos inteligentes regulan el nivel de temperatura del interior en base a la información del exterior, de este modo el joven se despreocupa por subir o bajar los grados en función de si es perjudicial o no para su salud.
  • La tecnología LED, las bombillas de baja densidad, regulan su nivel de tonalidad y color en base a la luz natural del Sol que percibe del exterior.  Su vida media ronda los 11 años, casi el doble que las incandescentes. Además, permite un ahorro energético que oscila entre el 80% y el 90% en comparación con las incandescentes.
  • Revisa la tarifa eléctrica

Otra de las recomendaciones tiene que ver con el hogar se relaciona con la tarifa eléctrica ya que, si se va a realizar cualquier reforma en la decoración, se recomienda que esta se ajuste a los parámetros energéticos de la vivienda, así como a las necesidades del usuario.

Una buena manera de saber si el consumo energético es el más idóneo, o si es necesario cambiarlo, corresponde a la revisión de la potencia eléctrica contratada, que en ocasiones suele estar por encima de su nivel de uso. 

Por otro lado, los comparadores de tarifas online simulan la oferta perfecta atendiendo a unas preguntas previas que se realizan a los usuarios, como el precio dispuesto a pagar, el nivel de consumo y las condiciones generales que le gustaría disfrutar. Estas aplicaciones son gratuitas y sirven de orientación para el cliente.

Hoy en día toda la tecnología está en equilibrio para facilitar el ahorro y la calidad de vida sea superior.